¡El problema de la Selección Mexicana de Fútbol, El Tri es…!

twitter-seleccion-mexicana-de-futbolQue si la selección mexicana está en una crisis… que si hace falta un jugador nombrado recientemente como uno de los mejores del continente europeo… que si la culpa es del DT actual…

No pretendo resolver esas dudas porque estas y otras muchas más cuestiones existen desde hace tiempo. Parece un talento natural del ser humano, sobre todo mexicano, querer echarle la culpa de cualquier problema a algo, sin importar si sea coherente o manifiesto. Una cosa es querer saber el motivo, pero otra muy distinta es inculpar y querer ser jueces rigurosos de lo que hacen los demás, sin ponernos en los zapatos del otro. Y si no lo crees, ponte a pensar en aquella vez que sacaste alguna mala calificación en un examen. Luego luego djiste: “ese profesor me odia… no sabe calificar.. por su culpa reprobaré el año”, en vez de “creo que no estudié lo necesario, debo echarle más ganas”. O tal vez cuando se te llega a perder algo de tu posesión. “¿Quién lo agarró? Yo lo dejé ahí! Siempre toman mis cosas y por eso no las encuentro luego”, en vez de “debo ser más cuidadoso a la próxima con mis cosas personales y no dejarlas por doquiér”.

Sin duda, volviendo al tema del Tri, tenemos que remitirnos a cuando el actual DT, Chepo de la Torre, fue elegido como tal. Previamente había estado al frente de la dirección técnica del combinado mexicano de los Diablos Rojos del Toluca, en la Primera División, con el que ganó el Torneo Bicentenario de 2010. Apenas México regresó de la Copa Mundial del Waka-Waka (Sudáfrica 2010; donde México estuvo en el grupo de Uruguay, Sudáfrica y Francia. Perdió con el primero, empató con el segundo y venció al favorito de esa alineación, algo que dio de qué hablar en la prensa internacional bien recuerdo. Sin embargo, en la siguiente fase -octavos de final- chocó de frente contra el balompié de los che boludos Argentinos, y terminó su participación en esa competición). Entonces Chepo fue elegido como DT, y ya desde entonces podíamos hablar de una “decepción futbolera”, ante un escándalo que involucró a jugadores de la Selección y prostitutas.

A lo largo de su primer año, Chepo hizo toda una hazaña. Su proyecto de 2010-2014 era predecible, pero puso las cartas sobre la mesa desde el comienzo: el objetivo es calificar al mundial, sin dejar de lado el llevar el nombre de México a lo más alto del fútbol mundial en eventos “secundarios” como lo serían la Copa Oro, los Juegos Panamericanos de Guadalajara, los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y la Copa América. Cambiaron también las reglas de la eliminatoria para definir a los países de la CONCACAF (Condeferación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe), volviéndose de cierta forma más competitivo el asunto: cinco fases para definir a los cuatro equipos del continente que irán al Mundial de Brasil de 2014.

  • RONDA 1. Una fase preliminar donde no compitió México, pues fue entre los peor posicionados en el ranking de la CONCACAF (del 26vo al 35vo lugares, para eliminar a cinco de ellos y que así el sorteo fuera entre 30).
  • RONDA 2. Primera fase de grupo. Tampoco compitió México, pues fue de los 5 ganadores de la RONDA 1 + los equipos posicionados del 7mo al 25vo lugares de la CONCACAF. Se hicieron 6 grupos con 4 equipos cada uno.
  • RONDA 3. Por fin el turno de México. El filtro de la RONDA 2 permitió que solamente pasaran los 6 líderes de cada grupo + las seis selecciones mejor posicionadas en el ranking de la CONCACAF (Cuba, Costa Rica, Jamaica, Honduras, México y EE.UU, en orden ascendente). Se hicieron tres grupos con cuatro equipos cada uno.
  • RONDA 4. La fase del hexagonal, a donde los dos mejores equipos de cada grupo de la RONDA 3 pasaron. ESTA FASE ES LA ACTUAL EN LA QUE NOS ENCONTRAMOS. Participan las 6 mejores selecciones de la CONCACAF, que disputarán únicamente 4 boletos para acudir a la máxima fiesta del fútbol mundial. Si bien, los tres primeros boletos son automáticos para los primeros lugares, el cuarto y último boleto será una repesca, es decir que para ganarlo el equipo de la CONCACAF que quede en cuarto lugar de la RONDA 4, debe competir en un juego más contra el campeón de la OFC (Confederación de fútbol de Oceanía). ¿Por qué? Bueno, la explicación es que la FIFA no le dio ni un solo boleto completo a quien ganara la eliminatoria de la OFC. En otras palabras, quien gane su eliminatoria, debe competir aún obligadamente contra el cuarto lugar de la CONCACAF. Así, es como si el cuarto boleto seguro para el cuarto lugar de la CONCACAF pudiera ser robado por el campeón de la OFC. Y este es NUEVA ZELANDA.

Bueno, hechas estas explicaciones, veámos cómo se las ha ingeniado el Chepo para llegar hasta la RONDA 4 (de hecho solamente tuvo que participar desde la RONDA 3, pues la 1 y 2 no son para México). Antes del primer juego eliminatorio oficial de la RONDA 3, el 8 de junio de 2012, Chepo venía con una hazaña verdadera: desde su llegada en 2010 hasta noviembre de 2011, hizo que el Tri estuviera invicto por 14 juegos (hasta que finalmente fue derrotado por Brasil). En esa racha de juegos sin perder, hizo que México ganara la Copa Oro de 2011, consolidándolo como el “Gigante de la CONCACAF” (anteriormente, México también había ganado la Copa Oro de 2009). Esto le llevó a ser considerado a principios de 2012 como el 11vo mejor entrenador de selecciones nacionales de todo el mundo.

Para la segunda mitad de 2012, México realmente había conseguido figurar como una “potencia in crescendo” en el fútbol internacional, volviendo a glorias pasadas como aquella época cuando ganó la prestigiosa Confederaciones de 1999, tras derrotar en la final a Brasil. ¿Qué precedentes tenía el Chepo?

  1. En los Juegos Panamericanos de 2011, mientras el Chepo hacía su racha invicta de juegos amistosos, México ganaba la Medalla de Oro al derrotar en la final a Argentina, con la selección sub-22.
  2. Ese mismo año, la selección sub-17 se coronó como Campeona de la Copa Mundial de Fútbol Sub-17, al vencer a Panamá, Francia, Alemania y Uruguay en la fase eliminatoria.
  3. Durante la RONDA 3 eliminatoria del Chepo, México ganó también la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de 2012, en Londres, tras derrotar en la final a Brasil, con la selección sub-23.
  4. El único “pero” fue la pésima participación de México en la Copa América de 2011, donde perdió 3 juegos de 3 en total de la fase de grupos, e irse “en blanco” de la competición que finalmente ganaría Uruguay.

Eventualmente, el Chepo alargó su hazaña y consiguió un brillante logro en la FASE 3 de eliminatorias para el Mundial de 2013, al nuevamente ganar todos los juegos de esa ronda, contra Guyana (8  jun 12, 8-1 global ida y vuelta), El Salvador (4-1 global) y Costa Rica (3-0, global). Fue el único equipo de la fase en no perder ninguno de sus juegos, y con la mayor ofensiva (15 goles a favor). Así, 2012 se despide para el Tri con un muy buen sabor de boca en el fútbol nacional.

¿Entonces a qué se debe la polémica actual?

En febrero de 2013 se retoma la RONDA 4, y última, para definir a los que irán al Mundial del próximo año. Estos fueron los resultados:

  • 6 feb 13: MEX 0-0 JAMAICA
  • 22 marz 13: HOND 2-2 MEX
  • 26 marz 13: MEX 0-0 EE.UU
  • 4 jun 13: JAMAI 0-1 MEX
  • 7 jun 13: MEX 0-0 PANAMA
  • 11 jun 13: MEX 0-0 COSTA RICA

Si nos fijamos, en seis juegos vitales, México ha quedado en empate en cinco de ellos, y ha ganado solamente uno. Si bien podemos hablar de que va invicto de nuevo (sin tomar en cuenta amistosos), esto no es favorable sobre todo porque estamos hablando de que en esta ronda se hace “borrón y cuenta nueva” respecto a la RONDA 3. Es decir, no importa que México haya ganado todos sus juegos y tenido la mejor ofensiva en la ronda pasada, pues en esta ronda final los que tengan más puntos por victorias de esta fase son los que podrán ir bailando al ritmo del carnaval brasilero.

A pesar de ello, no todo pinta tan tan taaaan oscuro para el Tri. La tabla de puntos de esta RONDA 4, hasta hoy 12 de junio de 2013, es la siguiente:

  • EE.UU – 10 ptos (3 ganados, 1 empatado, 1 perdido)
  • COSTA RICA – 8 ptos (2 g, 2 e, 1 p)
  • MEXICO – 8 ptos (1 g, 5 e, 0 p)
  • HONDURAS – 7 ptos (2 g, 1 e, 2 p)
  • PANAMA – 6 ptos (1 g, 3 e, 1 p)
  • JAMAICA – 2 ptos (0 g, 2 e, 4 p)

Es obvio que no nos preocupa ahora mismo Jamaica (xD). Aunque debería…  Al Tri le quedan los siguientes juegos de esta ronda:

  • 6 sept 13 MEX VS HONDURAS
  • 10 sept 13 EE.UU VS MEX
  • 11 oct 13 MEX VS PANAMA
  • 15 oct 13 COSTA RICA VS MEXICO

Ya no jugará contra Jamaica, que es el único al que le ha ganado en esta fase 4. Y si pierde contra Honduras, prácticamente acabará en el 4to lugar de repechaje, teniendo que jugar a mediados de noviembre de este año contra Nueva Zelanda (campeón de la OFC) y teniendo que ganarle para ir al Mundial. Si no, bye bye. Y es complicado no hablar de ese cuarto lugar, sabiendo que Honduras tiene su siguiente juego vs EE.UU, al cual ya derrotó. Y luego contra nosotros, por lo que si empatamos o perdemos nos estaríamos condenando al 4to lugar.

Suena complicado el pase, pero es posible. Siempre será posible, hay que tener fe en la selección.

Faitelson dice “México no juega a nada. Luce inofensivo, inoperante, anémico en la cancha. Desesperado, ansiosos y por momentos nervioso. Tiene el infortunio o quizá la fortuna de jugar en un área de pobreza e irregularidad futbolística que a pesar de su precario momento le permite seguir haciendo cuentas rumbo al Mundial. ¿Las cuentas le siguen saliendo? Puede que sí. Le quedan dos juegos en casa, uno ante Honduras y otro frente a Panamá, además de visitas complicadas a Estados Unidos y a Costa Rica. Y hasta la esperanza, por si las dudas, de un repechaje, a visita recíproca, ante Nueva Zelanda”.

Sí, los propios jugadores han reconocido estar nerviosos por no tener los resultados buscados, y resultar ser inoperantes. Pero no es una zona pobre e irregular, ya que CONCACAF tiene mucha competitividad, y prueba de ello está en la actual fase eliminatoria. No, tampoco hay “una enfermedad en el equipo que no le hace ganar“: ¿entonces, si está enferma, cómo se explica el excelente desempeño hace apenas unos meses atrás (no tomar en cuenta la Copa América, por favor). Piden que el Chepo se vaya, pero no creo que esa sea la solución y en esto sí estoy de acuerdo con Faitelson:

“Sigo pensando que el peor camino es el rompimiento de un proceso. Que hay que soportar el vendaval o la tormenta, cerrar filas alrededor de la selección y del “Chepo” y confiar en que los tiempos mejores llegaran pronto. No hay de otra y después de todo, la Copa Confederaciones sigue siendo un reto por demás interesante.”

¿Debemos confiar en el actual DT, y esperar a que logre el pase al mundial, o simplemente sucumbir próximamente a un “México no irá a Brasil 2014; nos vemos hasta 2018”? ¿Si cambiamos al DT actual logrará el Tri dejar de ser inoperante y no solamente calificar sino hacer un mejor desempeño en el Mundial? ¿Hay tiempo para ello? Más y más preguntas existen por las cabezas de millones de mexicanos que siguen el fútbol nacional. Por ahora, la Federación Mexicana de Fútbol dice que Chepo permanecerá al frente, a pesar de todo. ¿Qué pasará en la próxima Confederaciones, sabiendo que México se enfrentará contra los poderosos conjuntos de Italia, Brasil y Japón, a partir de este próximo domingo 16 de junio? ¿Veremos a un conjunto diferente contra Italia este domingo, o habrá que resignarnos a que tal vez la prensa sí tenga razón y la profunda crisis del fútbol mexicano haga que México no vaya a Brasil 2014?

En mi opinión, aunque no soy conocedor del fútbol ni fanático de este deporte aunque sí lo sigo y me gusta, considero que la situación actual del Tri no es caótica ni mucho menos enferma, ni crítica. Es como todo: en los procesos hay fallas, no sólo victorias y hazañas. Muchas veces eso hace que surjan los “caballos negros”, aquellos que son los menos favoritos o más criticados que en base a la esperanza, el esfuerzo y el hambre del triunfo logran conseguir la victoria definitiva (véase por ejemplo a Chelsea en aquella final contra el hoy campeón Bayern Munich en la Champions de 2012). Pero ojo: tampoco es cuestión de magia. No es suerte tampoco. Para lograr el triunfo se requiere de esfuerzo, y creo que por nuestra historia de logros a nivel nacional (incluidos los recientes títulos de Copa Oro, y juegos Panamericanos y Olímpicos de 2011 y 2012), tanto recientes como históricos, el Tri aún puede lograr el pase. Pero no lograrlo sólo para cumplir y decir: “miren, somos chingones y a pesar de toda la basura que nos han echado, lo logramos. Iremos a Brasil 2014”. No. Más allá de eso, queremos un Tri que busque llegar más allá de los Cuartos de Final de un Mundial. Que tenga la actitud y el espíritu para eso y más. De nada sirve entonces que ahora busquemos culpables, soluciones temporales como cambio de DT o jugadores… Si no hay actitud y espíritu, no hay nada. Es la esencia de la vida. Por lo tanto, debemos apoyar a nuestra selección en vez de criticarla tanto. Apoyarla hasta el final. ¡Vamos México, sí se puede!

Anuncios