Congreso Industrial 2012

59399_10151119115351229_1678341379_nNo puedo irme a dormir sin relatar esta anécdota de vida que pretendo que sirva para marcar una nueva pauta para mí, tanto en lo personal como en lo profesional. Hoy acabo, hace unas horas, de volver del VII Congreso Industrial y de Logística organizado por Grupo Loc, una empresa encargada de realizar este tipo de eventos a nivel nacional.

Pasaron muchas cosas, más de las que imaginé y que perdurarán por siempre en mi memoria. A este congreso fui invitado por mi hermano, Andrés, hace unas cuantas semanas. El lugar y la fecha: Mazatlán, del 25 al 28 de octubre de 2012. El costo no excedería los 2100 MXN. Un precio razonable ya que incluiría el hospedaje en el hotel Palm Resorts (nos dijeron que sería en em Holiday Inn, pero cambió al nombre que he mencionado) y el transporte. Los gastos de la comida los cubriríamos aparte.

Así se liquidaron las semanas y finalmente llegó el día 25. Salimos a las 7:15 am de Culiacán. Hacía tiempo que no viajaba en autobus, solo con amigos del Tec. Me senté al lado de Marcos, y Lety y Andrés se sentaron juntos en otro par de asientos. Pasaron 2 horas y media de trayecto. Apenas una escala para comer un tentempié e ir al baño. Casi al final pusieron Búsqueda implacable, una de mis cintas favoritas. Llegamos en torno a las 12, no recuerdo con exactitud. Pero estuvimos un buen tiempo fuera del hotel, desconcertados por no saber si era el hotel correcto (ahora se llama Palms Resort), y con ganas de instalarnos con nuestras cosas en nuestra suite. Cabe añadirse que previamente hubo un período mini de ansiedad en mí al no hallar mi maleta en unos minutos, y creía en lo peor: que alguien la habría tomado sin percatarse por error y nunca se daría cuenta. Afortunadamente la hallé. xD

Después de esa breve angustia momentánea, por fin pudimos entrar a nuestra suite: preciosa, simple pero comfortable y con vista directa a las albercas y palapas, y al cercano mar. Áreas verdes, el cielo despejado y azul puro. Eso era un paraíso. La última vez que había estado hospedado en un hotel había sido en marzo de 2010, en otro congreso organizado esa vez por el propio Tec (a diferencia de este, que es organizado por otro grupo totalmente independiente del Tec). Por lo tanto, tenía 2 años sin salir fuera y esta debía ser una oportunidad para disfrutar. Nos instalamos cada quien con nuestras respectivas pertenencias: guardé las mías en el cajón de en medio, de un mueble simple sobre el cual yacía la televisión. Había tostadora, una especie de alacena para guardar platos y vasos, y tazas, y un lavatrastes (pequeño pero muy útil), y una cafetera (que nunca supimos utilizar, al menos eso dijo Marcos xD). Toallas limpias, jabones, botellitas de champú. Lo que de inmediato me agradó fue que hubiese Wifi, ya que la vez pasada en el otro Congreso no había podido conectarme y eso fue un martirio: incomunicado en aquella ocasión del Internet. No es que usara mucho el Internet esta vez, pero era mejor contar con él que no tenerlo, lógicamente.

La conferencia inicial fue como a las 2, habiéndose retrasado una hora de la pactada. Todas las pláticas se dieron en una sala para convenciones adyacente al mismo hotel, así que por el transporte no tendríamos que preocuparnos. La lista de pláticas del primer día fue la siguiente:

25 de octubre de 2012, Jueves.

2-3 pm aprox. – Logística en el entorno mundial: los impactos de la crisis financiera y los nuevos flujos de espera (Ing. Klaus Ruemler)

3-4 pm aprox. – Evaluación de proyectos (Ing. Waldir Martínez)

4-5 pm aprox. – Cadena de suministro integrando valor: add value or don’t do it (Ing. Ruemler).

5-6 pm aprox. – Liderazgo (Lic. René Carrasco Bernal)

————————————–

La primera conferencia se enfocó más que nada en el futuro de la logística empresarial, con la cuestión de si todos los sistemas tendrán que ser virtuales, y la posterior adaptación a estos por parte de los empresarios. El expositor es alemán, y hablaba fluido nuestro idioma. Algunos puntos que me gustaría resaltar aquí, de los apuntes que tomé como asistente son los siguientes:

  • La globalización es inevitable, por lo que hay que adaptarse o rediseñar los nuevos ciclos de transporte y suministros.
  • Un robot más o uno menos no representa la solución en la cadena de valr: el ahorro en costos debe darse a otro nivel.
  • La reducción de tiempos en la entrega de mercancía es el reto para obtener la satisfacción del cliente –> un cliente satisfecho = cliente seguro.
  • ISO y VDA (el primero es la Organización de Estandarización de políticas de calidad a nivel internacional; el segundo es una herramienta administrativa usada principalmente en la industria automotriz alemana) no deben existir solamente para certificación, sino que deben formar parte del funcionamiento.
  • Fábrica fraktal –> concepto futurístico.

La segunda conferencia estuvo algo aburrida y monótona, sobre todo la segunda mitad que presentó muchas formulas estadísticas y tablas de resultados que no se apreciaban del todo bien en el cañón proyector. Un apunte relevante que tomé aquí fue que todo proyecto debe ser escrito, claro, medible, contener una declaración para cada meta y enumerar los riesgos. La última conferencia se convirtió en la mejor de todas las del congreso, ya que el expositor usó un vocabulario menos formal pero que terminó por agradarnos a todos. Además, dio ejemplos prácticos de casos en los que el liderazgo y el análisis FODA de situaciones empresariales ha llevado al éxito de empresas muy bien conocidas. En especial de la cerveza Pacífico y la pizzería Domino’s. Me salté la conferencia del add it, ya que a esa no asistimos pues estábamos algo cansados por haber madrugado esa mañana para partir a Mazatlán, así que fuimos un rato a descansar a la suite.

Más tarde fuimos Marcos, Lety y yo a comer a un restaurante Panamá, donde me comí unas sabrosas tostadas (2 de 3, ya que quedé muy lleno, tan lleno que no podía ni moverme xD). De ahí hicimos escala en un súper de la Mega Comer, para comprar pan, atún, leche, jugo, pizzas, aromatizante para el baño (xDD), y algunas cervezas (ejhem, yo no tomo 8)). Volvimos a la suite y cenamos antes de dormirnos. Más tarde llegó mi hermano, también a dormir. Al día siguiente, desayunamos un poco y caminamos por la playa (nuevamente sin mi hermano). Acompañamos a Lety a buscar un traje de baño pues pensábamos meternos en la alberca más tarde. Luego llegamos con unos amigos más, que comían en un restaurante de mariscos llamado El Capitano, creo, y que se nos unirían a la diversión de la visita a Maza. Estos eran Leonel, Brianda C., Brianda M., Alma y Pamela. Los demás simplemente no fueron (Fernando y Martha), al no tener dinero para gastar. Ocurre que ellos habían visitado Bimbo horas antes, y aprovecharon para unirsenos en Mazatlán.

Así fuimos al centro de la ciudad para buscar más trajes de baño para las chicas, que no elegían uno que les agradara. Su última elección fue buenísima para la consideración de mi hermano, Marcos, Leonel y mía xD. Regresamos ya en la noche a la suite y nos pusimos cada quien las bermudas y trajes de baño y ¡vámonos! Nos la pasamos genial en las piscinas del hotel. Con decirte que tenían la vista directa al mar, que no paraba de hacer oleaje y soltar espuma de minuto en minuto, a la luz de la luna y las estrellas. Era perfecto! 😀 Estuvimos jugando a guerritas con las chicas en nuestros hombros, algunos empujándose uno contra el otro en el agua. Todo excelente. Unas 2 o 3 horas estuvimos ahí, hasta que casi se hizo de madrugada. Regresamos a la suite a bañarnos y cambiarnos de ropa para continuar con la diversión, esta vez en las calles y con el alcohol de por medio. Sobre las conferencias, este día sólo hubo una: Las empresas en la era del “like”, impartida por la lic. Yolanda Maltos. Como su nombre lo indica, trató sobre la repercusión de las redes sociales en la vida empresarial, en especial de Facebook. Muy buena la verdad la plática.

Anuncios