The Amazing Spider-Man (2012)

El sorprendente Hombre Arañasignificó tener que haber borrado de nuestras memorias aquel gran hit de taquillas que revolucionó al cine de superhéroes hace diez años, con el hombre araña interpretado por Tobey Maguire. Y ahora que lo pienso, después de haber visto por fin la película (sí! apenas!!! xD hahaha), creo que ha sido un cambio bastante positivo y justo.

¿Por qué? Bueno, primordialmente porque la tercera película de Maguire como el arácnido había decaido respecto a sus predecesoras, volviéndose algo floja y tediosa, tal cual barco sin dirección marcada por una brújula en altamar. Fue algo como “hey, hagamos otra cinta de este personaje, pero que flojera pensar en la historia… y si le ponemos muchos villanos, muchas explosiones, efectos, eso es lo que la gente quiere”. Es decir, perdieron la sintonía que guardaban en torno al personaje, y lo desconectaron emocionalmente de la audiencia, que muchos nos sentíamos en ese entonces identificados con aquel joven común y corriente que debe asumir las responsabilidades de ser el nuevo protector de Nueva York.

Para las nuevas generaciones que hayan nacido poco antes de 2002, cuando debutó la primera cinta de Spider-Man con Tobey Maguire, empezaremos por decir que esa cinta es ya legendaria por todo lo que logró: en el cine nunca se había explorado a un superhéroe emocionalmente, y con efectos especiales increíbles y visualmente atractivos. Fue el boom de las adaptaciones de los cómics al cine, así que nada de que Batman Begins es la que se lleva los créditos en ese aspecto… sí, no neguemos el impacto de la saga de Christopher Nolan, pero si lo vemos bien las más recientes cintas de Batman perfeccionaron lo que había logrado años antes Spider-Man, dirigido por Sam Raimi. Entonces, ¿por qué hacer un reboot/reinicio de la franquicia, si al fin y al cabo ganaron muchos millones de dólares en todo el mundo con las 3 películas, estrenadas entre 2002 y 2007? Lo dejaremos simplemente en que hubo problemas entre los productores, Sony, y el director, ya que los primeros querían a fuerzas una fecha de lanzamiento, y Raimi simplemente sentía que no podía tenerla lista para entonces. Así de simple el caprichito, y todo se vino abajo. Y dijo todo porque ya habían planes y de seguro una trama en torno a una posible Spider-Man 4.

Finalmente, viene este nuevo filme protagonizado por Andrew Garfield, un joven físicamente distinto a Maguire, que cumple con su rol y lleva a Peter Parker (identidad real del arácnido) a otra perspectiva, más cómica y divertida en sus intentos. Bien, pues en ese aspecto está muy bien porque hace que el personaje se vuelva a reconectar con las audiencias, volviéndolo más humano que aquel visto en la tercera cinta de Raimi. Pero debo admitir que hubo escenas que no me dejaron satisfecho, ya sea por lo exagerado de los efectos incorporados, o por cuestiones de la misma historia. Por ejemplo (puede decirse que es un spoiler de la cinta, algo que nunca hago, pero es necesario porque a algunos les quedará la duda), en un momento mencionan a Norman Osborn, pero este nunca aparece físicamente. Lo gracioso es que él es el eje, al ser el propietario de Oscorp, empresa donde trabaja el científico que más tarde se enfrentará al hombre araña en la historia, es quien presiona de alguna forma a que se obtengan los resultados de experimentos genéticos, al estar “moribundo”. Hubiera sido interesante ver algún conector con el Duende verde en alguna escena, aunque quizá lo hicieron a propósito los productores, para no comprometerse a poner al Duende verde como el villano de la continuación.

La historia ya la conocemos perfectamente: un joven neoyorquino, que no es precisamente el chico popular de su escuela, obtiene poderes sobrehumanos al ser picado por una araña mutada genéticamente, y así se convierte en el héroe en traje de licra azul y rojo. Como he dicho, me han gustado en general las bromas que han hecho sobre el personaje en varias escenas. Inclusive, mi favorita en cuanto a efectos es una donde nos ponemos en la perspectiva de Garfield como el hombre araña, y trepamos de un edificio a otro tal cual videojuego. En cuanto a historia, me gustó mucho el segmento donde se topan por primera vez el villano y el protagonista en el puente, en específico cuando este último debe rescatar a un niño.

Los demás personajes han estado muy bien, aunque tengo mis opiniones. En el caso de los tíos Ben y May, me gustaban más los que aparecieron en las películas originales de Raimi. Nunca me sentí del todo conectado con ellos emocionalmente, en especial cuando muere el tío Ben (hey, no cuenta como spoiler ya que todos conocemos la historia ya, ¿no? !!¿NO?!! xD), que se me hizo aquí una escena más sin relevancia emocional para Peter Parker. En la cinta de Raimi, sentías esa melancolía de haber perdido a esa figura paternal, y esa tristeza al ver a la destrozada tía May luego de la pérdida de su esposo. Así como la impotencia de Parker por hallar al culpable. Así que en ese punto, esta nueva cinta queda a deber. Ya juzgarás por tu cuenta. Sobre el villano, me parece muy buena elección, muy bien actuado por Rhys Ifans, aunque también tengo mi objeción: no me gusta el final. Así de simple. Este sí no lo contaré, porque sí arruinaría la cinta. Sólo diré eso: no me gustó del todo la forma en que terminó, se me hizo poco convincente. En cambio allá, el Duende verde (si bien tenía un aspecto físico… ehmm. digamos que como un Power Ranger de plástico), sí generaba odio y ganas de querer acabar con él. Finalmente, me encantó la actuación de Emma Stone, que se ve hermosa en todo momento como Gwen Stacy, el interés romántico de nuestro héroe. Hay una escena que me rompe el corazón definitivamente, y tampoco la contaré, pero de seguro sabrás cuál es al ver la cinta. Así fue de profunda y creíble la actuación de Stone. Hermosísima en una sola palabra.

Nunca son buenas las comparaciones, y yo soy el principal detractor en comparar las cosas, por la simple razón de que cada cosa tiene sus propios talentos y aspectos brillantes o fallidos, que a veces nada tienen qué ver con lo que la estamos comparando. Pero estadísticamente, esta película fue menos exitosa que cualquiera de las tres originales de Raimi. No fue mucha la diferencia, pero eso podría indicarnos que el encanto y la magia de aquellas aún persisten en nuestros recuerdos. Porque no podemos decir que fue por mala publicidad, ya que el hombre araña es conocido en todo el mundo y es una historia que atrae, realmente. Incluso, fue la película con menos críticas buenas de la serie también, contando las tres originales. Así que ni en taquillas ni en críticas superó a las clásicas estelarizadas por Maguire. Pero…. El hecho es que es una película muy bien hecha, que se enfoca nuevamente en el aspecto emocional del superhéroe, y para ello parte de una nueva perspectiva que nada le pide a las cintas primerizas. Es un reinicio que cumple en todos los aspectos, aunque tiene sus ligeros defectos, pero nada que la hagan mejor o peor que aquellas películas: simplemente cada una tiene su encanto, y el de esta está muy bien establecido. Altamente recomendable y disfrutable. Esperemos las continuaciones ahora.

P.D. Extrañé el tema musical original de Spider-Man de las cintas de Raimi. 😦 Enlace aquí.

Rating: ★ ★ ★ (Buena)

Anuncios