Biblia de la Seducción (Parte 1)

Hace apenas unos días comencé a leer algo que se titula “Biblia de la Seducción”, que es un best-seller escrito por Alex Hilgert y publicado en 1995. Es un libro que, como su nombre lo indica, habla de temas de seducción pero no enfocado en el tema sexual (únicamente xD), sino también en el lenguaje corporal.

No estoy seguro si hacer resúmenes de lo que voy leyendo es lo más cool (escribir y escribir, y escribir. Es algo aburrido), pero aquí empiezo el primero. Y es que es un libro muy bueno, a lo poco que he leído, que te mantiene interesado en lo que te va enseñando, ya que hay datos que te pasan simplemente por alto y que ocurren en la vida real, a diario, entre quienes nos rodean. Resulta que Alex H. es un experto en estos temas de la seducción amorosa y el libro está destinado a jóvenes como yo para emplear esto con las chicas, aunque como él mismo dice “puede ser que sirva también a las chicas para saber más de nosotros”.

Pondré estos resúmenes aquí para que también no se me vayan olvidado por completo, conforme vaya leyendo. Y pues a quienes les interese el tema, les será de mucha utilidad. En el primer capítulo, habla del lenguaje corporal. Voy en la mitad del segundo capítulo (apenas xD), así que hasta ahí será esta primera parte. Son en total 17 capítulos, todos ellos muy interesantes, así que empecemos la serie.

CAPITULO 1: LENGUAJE CORPORAL

El cuerpo funciona como una especie de arma para darnos a conocer en público. Desde nuestra postura, la forma en que caminamos, en que vemos, en que movemos las articulaciones o la cara, todo tiene su por qué. Y eso sirve porque ya ves que a veces estás conociendo nuevos amigos, y lo que Alex revela un poco más adelante es muy interesante al respecto. Con el habla podemos decorar nuestra forma de ser, aparentar que somos alguien más, pero con el cuerpo no. Ya que el cuerpo responde involuntariamente, en parte por lo que son los 2 hemisferios de los que está formado el cerebro humano: el izquierdo es del lado racional (la inteligencia, el habla, la escritura, la lectura… en fin, todo aquello que hacemos por “el uso de la razón”), y el derecho que es aquel que controla todo lo referente a las emociones, al instinto. Pero los hemisferios actúan de forma inversa, y el hemisferio izquierdo/de la razón actúa en el lado derecho del cuerpo, mientras que el derecho/emocional actúa en nuestra parte izquierda del cuerpo.

Sabiendo esto, nos ponemos a pensar que cuando una persona pone su mano izquierda en vez de la derecha sobre algo, no es solamente porque sea zurdo o no, sino que también tiene que ver que es una respuesta emocional del cuerpo (el lado izquierdo del cuerpo es el hemisferio derecho/emocional del cerebro). Y desde ahí podemos visualizar las posturas (por qué una pierna sobre la otra en las mujeres, por qué un hombro más inclinado que el otro al hablar, etc etc) y asociarlas a un por qué. Así que cuando queremos respuestas más emocionales de las chicas, es tan simple como estimular su oreja, o su mejilla, o su cuello de la parte izquierda del cuerpo. Esto traerá una mayor armonia en pareja. Inclusive cuando hablas por el cel con esa persona que te gusta, si sujeta el teléfono y escucha por el lado izquierdo, quiere decir que la conversación es más bien emocional o sentimental.

CAPITULO 2: COMO REACCIONA EL CUERPO

Desde la postura de una persona, como decía al principio, te das cuenta cómo es, sin hablarle todavía inclusive. Por ejemplo, alguien que tiene como inflado el tórax, muestra a alguien vanidoso y presumido, mientras que alguien con la cabeza agachada es síntoma de alguien tímido o sumiso.

A la hora de caminar, alguien que pisa con el pie adecuadamente (pone el talón y luego el pie en el suelo, y luego eleva el talón, osea alguien que camine normal) refleja seguridad. Lo contrario es cuando alguien camina apenas con las puntitas, que sería alguien tímido o que siempre suele ser insegura. Alguien que camina levanando mucho el talón del suelo indica alguien que quiere ser grande física o moralmente. Cuando vemos a una persona que arrastra los pies al caminar o que camina con los dedos o las puntas hacia arriba refleja cansancio y despreocupación. En cuanto a los pasos, bueno pues alguien que da pasos cortos es quien no tiene mucho qué hacer, anda por la vida aflojerado sin intenciones de hacer algo importante. Lo contrario es quien da pasos largos, que señala a alguien que quiere cumplir con alguna meta en ese momento.

Hemos hablado de los pies, ahora hablemos del movimiento de las manos. Este punto también es muy interesante. Para analizar las manos, hay algunas etapas qué observar: la 1 es para ver cómo mueven las manos, sobre todo cuando hablamos con esa otra persona. Por ejemplo, si mueve mucho las manos o las agita, significa alguien poco sociable o comunicativo, o ansioso. Si no las agita, significa alguien tranquilo y pacífico, que trae una especie de paz interna. Las manos en los bolsillos o cruzadas entre sí reflejan a alguien reservado y poco sociable. Y no falta quien parece querer agarrar algo a cómo de lugar, estas personas son intranquilas y también impacientes.

La etapa 2 de las manos es la sensación. Cuando te aprietan la mano firmemente y con fuerza para saludarte, es que estás ante alguien sociable y saludable, alguien que vive sin complejos. Las manos húmedas indican timidez o nervios. Quien te aprieta las manos rápidamente y con fuerza señalan a alguien impaciente y egocéntrico, y los que la aprietan de forma suave reflejan a alguien holgazan. Entre más fuerte sea el apretón de manos, más seguridad habrá en esa persona.

La etapa 3 es la textura de las manos: palmas delgadas (nerviosismo), palmas anchas (sensualidad), palmas ásperas (trabajadores) y palmas flácidas (holgazanes). La etapa 4 habla ya del estrechón de manos, en cuanto a la posición del dedo pulgar/dedo gordo. Si el dedo pulgar está demasiado enroscado en la mano o pegado a los demás dedos, implica inseguridad y timidez. Aquellos que no tienen liderazgo. Pero tampoco es bueno elevar demasiado el dedo pulgar, ya que eso significa alguien que le pasa la vida como si nada, es decir no se preocupa de nadie más ni de dónde está, pero de forma negativa (desinteresada, pues).

La etapa 4 se enfoca más en el dedo pulgar, físicamente. Con ver el dedo, vemos que está formado de 2 falanges/zonas divididas, y el monte o línea que se forma en la palma de la mano. Si la primera falange/la de arriba/del extremo es muy larga, significa alguien con mucha iniciativa, pero que no tiene mucha capacidad para llevar a cabo esos proyectos. Esto es porque la falange 1 es de la iniciativa, pero la 2 es de la razón y la lógica. En pocas palabras, “habla mucho y hace poco”. Igualmente si la primera falange es muy corta, significa que es alguien que se la vive pensando y pensando, y planea todo, pero que a la hora de la hora demuestra timidez ya sea a equivocarse o errar. El “monte de Venus”, que también es otra falange, y que es la línea que decía, habla de la actividad sexual. Entre más larga y espesa sea esa línea, más vitalidad sexual. Sin embargo, no quiere decir que sea infalible, osea que tampoco significa que vamos a andar checando esa línea en las manos para verificar si una persona es o no muy sexual xD Además, el dedo pulgar debe llegar a la mitad del dedo índice (o el siguiente dedo de la mano). Si es así, quiere decir que es una persona estable, si no entonces es alguien con problemas mentales. Cuánto más arriba o abajo esté de la mitad del dedo índice, mayor o menos inteligencia reflejará esa persona.

Anuncios