Battleship (2012)

Las películas sobre aliens que vienen a invadirnos son abundantes, y nunca faltan en el cine por un largo tiempo. Apenas el año pasado tuvimos la oportunidad de ver Cowboys & Aliens, que no fue la quinta maravilla que muchos esperábamos (hey, el tráiler se veía prometedor). Otra que se me viene a la menta, también del año pasado, fue la súper producción Super 8que también habla de una invasión alien en algún lugar de USA. Para los que no lo habrán notado, siempre (o la mayoría de las veces, USA es el atacado por los aliens y es el que al final sale como el héroe). Vamos, todo debe tener un final feliz, políticas de la vida… y de Hollywood.

Battleship es ahora la nueva producción de invasiones alien contra USA, aunque debo decir que no es la típica cinta del género, sino todo lo contrario: con un buen elenco (que aporta buenas actuaciones) y una historia simple pero atractiva, te engancha a las más de 2 horas de duración y te hace sentir realmente parte del evento. Quizá lo más destacable son los efectos especiales que posee, y que pueden apreciarse en los disparos y tiroteos entre los barcos de guerra que estelarizan la cinta. Y tomando en cuenta que todo se inspiró en el juego de mesa del mismo nombre (que es muuuuuuy…. tranquilo y soso. Nunca lo jugué y no tengo deseos de hacerlo, por razones lógicas xD), entonces es cuando dices: “oye, hicieron un buen trabajo”. Sobre todo porque la historia pudo haber sido más sosa y haber abordado una simple guerra naval entre algún dictador y líder de guerra contra algún país tranquilo e inocente (y entonces hubiésemos estado viendo Pearl Harbor 2). No es que Pearl Harbor sea mala, al contrario, pero tampoco me hubiese gustado mucho la idea de haber gastado 2 horas viendo una producción que puedo ver en History Channel. Si me doy a entender.

Ya he dicho entonces que los efectos especiales son buenísimos, y que las actuaciones son medianamente buenas. Tenemos a Taylor Kitsch (aka “John Carter”) como el principal protagonista (un soldado joven rebelde que tiene un papel importante en la invasión), Liam Neeson como un almirante de la Armada y padre del interés romántico de Kitsch (esto le da un plus juvenil a la historia, porque trata, aunque sea un poco, de hablar de una relación que se antoja imposible entre una hermosa joven rubia y un rebelde muchacho que parece no tener otro interés más que en pelear y armar líos), los cuales son compensados por las hermosas Brooklyn Decker y Rihanna… Sí, has leído bien, Rihanna. Y debo decir que hace un estupendo trabajo, su voz suena tan sexy en todas sus apariciones, complementado con su belleza estética, es como la cereza en el pastel de explosiones y efectos de adrenalina.

Hay cosas que pareceran aburridas a más de uno, pero yo debo decir que disfruté de principio a fin la cinta, porque no es que sea muy exigente con lo que veo, simplemente me gusta pasar un buen momento y disfrutarlo, como debe de ser todo en la vida. No por eso Batalla Naval es una mala película, para nada. Sino que es una de esas que debes de ver sin compararla con las otras de invasiones alien, o sin fijarte mucho en la coherencia de las cosas o los detalles precisos de lo que observas. Podría haber una segunda parte, ójala se arriesgaran los estudios. Y eso lo dudo: de 200 millones USD, apenas recuperaron 200 millones USD. Ni modo, Hollywood se mueve ($$$) de otra forma.

RATING: ★★★★ (Excelente)

Anuncios