Apocalypto (2006)

Apocalypto es la cuarta película dirigida por Mel Gibson, ese actor que surgió como estrella de acción y héroe de películas épicas en los años 1980 y 1990 (principalmente por las películas Mad MaxLethal Weapon), ese director controvertido en los años 2000 por la violenta La pasión de Cristo y ahora esta producción, Apocalypto, basada ni más ni menos que en la cultura maya en plena decadencia.

Primero que nada, vuelvo al blog después de 2 meses de inactividad. No había querido ni podido añadir nuevas entradas, quizá por la sobrecarga de la escuela, como suele ser en los últimos días de clases (proyectos finales, tareas imposibles de terminar, exámenes y más exámenes…), y que hasta hace unos días terminé un curso de verano para adelantar materia. Lo importante es que ya he retomado este lugar y eso me agrada, y qué mejor que iniciarlo con esta producción, controvertida sí, pero disfrutable.

Sin duda, lo que más me llama la atención de esta película es su excelente representación de aquellos tiempos prehispánicos: los paisajes coloridos y naturales te transportan a esos escenarios salvajes y de supervivencia, en los que tribus se buscaban el pan de cada día, o mejor dicho la carne qué cazar. Si a eso le sumamos que la cinta está hablada completamente en maya yucateco, para volverla más realista aún, estamos ante un agasajo ya no sólo visual sino también educativo. Y hablando de educación, muchos la han criticado por no ofrecer una perspectiva exacta de cómo eran las cosas en la cultura maya: que si los describió como muy violentos, que si no había jaguares en esa región, que si esto y aquello… Yo solamente diré que es una gran producción, que cumple con su fin: entretener y nada más allá de eso. No me pondré riguroso como espectador para verificar que todo lo que aparece en la historia es acorde a como sucedió en la vida real. ¿Por qué? Bueno, fácil y simple: no viví en esa época. Así que tampoco sé si lo que me dicen los libros de historia es exacto, como pretenden criticar con esta adaptación.

Siendo esa mi perspectiva, no únicamente para Apocalypto sino para cualquier película que veo, hablemos de la música. Es genial escuchar temas prehispánicos con tambores, y demás instrumentos que aportan un sentido de una cultura ancestral. Y no podría ser más excelente en otra dirección más que en la del compositor James Horner (quien luego participaría en la música de Avatar, además de ser el responsable de la música de Jumanji, Titanic, Corazón valiente, La máscara del Zorro, El hombre bicentenario, y muchas muchas más). Pasando a las actuaciones, estas son impecables: desde el joven protagonista, Garra de Jaguar (cuya única aparición cinéfila importante ha sido en esta película), hasta los integrantes de la tribu villana, o los niños, o inclusive la gente que participa como extras. Todo muy bien dirigido. Finalmente, el ritmo con el que se desarrolla la historia es adecuado: me agradó que en primer lugar Gibson pretendiera que nos familiaricemos con la tribu protagonista, para comprender su cultura y simpatizar con los personajes, para luego pasar poco a poco al clímax de histeria, desesperación e impotencia que acarrea el hecho de no poder hacer nada ante la invasión de otra tribu más poderosa que la tuya. Así que, Apocalypto vale la pena realmente de ver; no la había visto desde ese 2006 en que se estrenó en cines, y verla de nuevo ha sido muy grato.

RATING: ★★★★ (Excelente)

Anuncios