Journey 2: The Mysterious Island (2012)

Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa no es mejor que su predecesora, aquella cinta en 3D estrenada en 2008 con Brendan Fraser en el papel estelar, ahora sustituido por Dwayne La Roca Johnson. Quizá su problema radica en lo ambiciosa que se antoja la historia, y un guion que podría dar para más, pero que desafortunadamente falla.

Hace cuatro años ví la primera parte en la pantalla grande, y me fui con una agradable sensación de haber visto una cinta entretenida, llena de aventura, acción, comedia y misterio. Me dejó, y sé que no sólo a mí, con las ganas de ver una segunda parte que anunciaron a los meses después, para mi alegría. Debo aclarar que no me considero un crítico obsesionado, de hecho ni siquiera un crítico. Sólo un joven que gusta del cine para entretenerse y disfrutar de una buena película. No suelo ser negativo con mis reviews a menos que me encuentre con una cinta decepcionante, o realmente una mala película. En este review, estoy cerca de entrar al terreno negativo y pesimista. Empecemos…

La historia se supone que está basada en el libro La isla misteriosa, del gran autor Julio Verne (acabo de terminar de leer su primera obra, Cinco semanas en globo, muy bueno por cierto), pero también contiene elementos de 20,000 leguas de viaje submarino. Eso no es raro ya que la película pasada estaba basada desde luego en la novela de Verne llamada igual. Lo que pasó allá y lo que pasó aquí es una gran diferencia: el guion. En la primera parte, el guion contenía elementos muy atractivos: desde un reparto meramente cómico y divertido (Fraser y Josh Hutcherson, junto con Anita Briem), una historia interesante (viajan nada más y nada menos que al centro de la Tierra por accidente), conexión lógica y creíble con la realidad (en algún momento pensé que la obra de Verne realmente podría guardar secretos estilo Código Da Vinci) y escenarios fascinantes, con amenazas igual de fascinantes. Claro, tampoco era la perfección. Pero a diferencia, en esta segunda parte no están Fraser ni Briem (aunque quien suple, La Roca, es igual de cómico y divertido), la historia es boba y poco creible (no entiendo aún cómo llegaron realmente a ese destino exótico… ¿cómo sobrevivieron?) y finalmente los chistes son simples y no dan ni la mínima gracia.

Aunado al guion, tenemos al elenco. Rescatable están Hutcherson y La Roca, quizá también Vannesa Hudgens (sí, la misma de High School Musical), pero… ¿Luis Guzman? En serio, su actuación, sus chistes, su sola presencia te terminan irritando mucho más de lo que a muchos les molestó Jar-Jar en Star Wars: La amenaza fantasma. Lo que pasa con el tipo es que no es nada cómico y para acabarla es el que acaba metiendo en problemas a los demás. Como el invitado incómodo. No le echemos la culpa al pobre actor, sino al guion pobre y mal llevado, desde luego. Lógico es que los responsables no sean los mismos de la primera parte.

Los efectos especiales cumplen satisfactoriamente en todo momento, y los escenarios pues… en cierta forma también. Aunque sentí que en varios momentos abusaron de los efectos digitales, haciendo muy poco creíble para nosotros como audiencia ver a los protagonistas en esa isla misteriosa, que le da nombre a la película. De hecho, en ningún momento sentí que corrieran riesgo los personajes. Ni tampoco entendía cómo es que sabían qué hacer a cada minuto. Es decir, se sentía falso todo, y poco o nada podían rescatar a la producción los efectos especiales, por más buenos que fueran. Al final, disfruté la cinta 🙂 En serio, de hecho las últimas escenas son sobresalientes. Pero haciendo un justo equilibrio sobre la balanza, esta segunda parte resultó ser decepcionante y mala. No la recomiendo en sí, pero sí sugiero que la veas si eres seguidor de los actores que te he mencionado, o si quieres pasar un rato viendo efectos especiales y momentos cómicos. De cualquier forma, gracias a las altas ganancias, habrá una tercera parte, la cual sí espero que sea mucho mucho mejor que esta.

RATING: ★ (Mala)

Anuncios