Cloudy with a Chance of Meatballs (2009)

Lluvia de hamburguesas es una atinada producción por Sony Pictures Animation, mismo estudio que nos trajo Surf’s Up en 2007, y más recientemente Los pitufos. Y digo atinada porque visualmente estamos hablando de una cinta que cumple con creces en cuanto a efectos especiales. Además, la trama aún siendo un tanto infantil, te mantiene entretenido debido a los alcances visuales de la película.

Antes de continuar con el review, ayer pensaba ver la película El luchador, de 2005, con Russell Crowe, pero por azares del destino me puse a checar la nueva apariencia del blog. Ya me tenía cansado ver el mismo tema de fondo, y buscando buscando hallé este nuevo tema que realmente me agrada. Me comenta Alex, amigo de Facebook y Wikipedia (que escribió el post de Skyward Sword aquí), que el nuevo diseño hace que se vea más moderno el blog. Estoy de acuerdo. A ver si un día se anima a escribir otro post. Espero que disfrutes también el nuevo diseño, ya era tiempo de actualizarlo 😉

Siguiendo con Lluvia de hamburguesas, la trama como bien he dicho es algo infantil. De hecho, el solo título te da a entender de lo que trata básicamente la historia. Y desde ahí ya suena muy ficticio. Podría ser aún más infantil y soso, pero la formula funciona, ya que contiene un personaje protagónico muy divertido, que es una clara parodia a los elementos de las series y películas geek, pues actúa como un inventor frustrado por sus malas creaciones, pero tampoco deprimido por eso: lo ves andar de aquí a allá, haciendo sonidos con la boca para simular efectos de puertas cerrándose electrónicamente, o saltando para imitar a un James Bond. Este personaje, Flint, vive en una isla ubicada en medio del océano que ha sido olvidada por el mundo. A ella llega un día una joven reportera a la que Flint conoce, y el resto es historia. Tienes que ver la película, amigo, no seré el aguafiestas que arruine el filme con una reseña xD

Estoy de acuerdo con la crítica de Ernest Hardy, del periódico LA Weekly, al decir que la premisa es inteligente, centrada en las relaciones entre Flint y la reportera Sam, repleta de acción a instantes. En sí, me pareció una buena película en general, recomendable si tienes cierta afinidad por el cine de animación. Claro, tampoco busques una cinta de Pixar, de esas sensacionales obras maestras que siempre te harán llorar o sentirte niño, por varias o muchas razones. Cierto, no lo es, pero sí cumple dentro de lo que cabe.

RATING: ★★★ (Buena)

 

Anuncios