Trending Topic: ¡El éxito de Wii tiene nombre!

Primero que nada, envío mis saludos a todos los lectores del blog que visitan diariamente alguna de las entradas: Argentina, Chile, Colombia, España, Guatemala, Venezuela, Perú y Uruguay. Ya el blog ha recibido más de 16,300 visitas desde su creación a principios de este año lo cual me da tremendo gusto. Esta es la entrada 63 también, sólo para el registro. Lo prometido es deuda: hablemos de otro trending topic.

Tras ver la razón del éxito de la súper popular bebida energizante Monster Energy, así como de la mexicana Bimbo,  toca el turno de mirar a una consola que se despide del mercado el próximo año: Wii. Esta consola de videojuegos de Nintendo marcó un hito en la historia de los juegos por su sistema de juego y, sobre todo, su controlador sensorial sin necesidad de cables conectados a la caja. Hoy en día esto ya ha sido explorado por la competencia y mejorado, pero debe reconocérsele la innovación a la consola de la gran N. Para conocer la teoría del éxito de Wii, he leido una investigación hecha por la Universidad de Palermo en Argentina y traigo aquí un resumen en español. Según el autor, no todo fue siempre miel sobre hojuelas para Nintendo (esto puede leerse en la historia de la industria, que todavía no acabo hehe) y tuvo que vérselas negras para mantenerse en una industria altamente competitiva. Fue entonces que decidieron aplicar una estrategia ya conocida en el mundo empresarial como Blue Ocean.

¿En qué consiste en sí esto del océano azul? A grandes rasgos, hay una situación Red Ocean y una Blue Ocean. La Red Ocean describe un universo donde todo se enfoca en vencer a la competencia y aumentar el número de clientela con tal de mantenerte siempre superior. La estrategia Blue Ocean (BOS, en inglés), dice que en vez de enfocarte en la competencia debes visualizar una nueva demanda donde no existe o no la hay, con lo cual tu recompensa será mayor y sin necesidad de competir por ella con otros para ver quién se lleva la mejor parte. Es como siendo pirata ir a explorar nuevos territorios para hallar tesoros y quedarte con todo el botín, en lugar de ir a donde ya sabes que está la competencia explotando el mismo lugar de siempre. Y se quiera o no, al ver hoy por hoy a Nintendo podemos darnos cuenta que ha decidido tomar cada vez decisiones más arriesgadas e innovadoras sin parecer tomarle importancia a sus competidoras (llámense Sony con el PlayStation 3, o Microsoft con su Xbox 360).

Antes de Wii, en 2004 la empresa había conseguido su mayor nivel de éxito en ventas de juegos. Pero en 2005 y 2006 su nivel decayó mucho en millones de ventas tan sólo en EE.UU. La prueba era contudente: el PS2 de Sony era el líder en su momento por encima de GameCube que no le pisaba ni los talones. Nintendo no era referente para competir a Sony, y mucho menos a Microsoft. Los medios hablaban que la verdadera competencia sería entre el 360 de Microsoft y el PS3 de Sony para finales de 2006. El resultado fue tremendamente inquietante: como ave fénix Nintendo logró convertirse en el líder de la época con la nueva Wii y casi obtuvo cinco veces más de éxito en ventas convirtiéndose en el gigante vigente.

Hasta 2006, el estudio coincide en que Nintendo no tenía en claro cómo superar a sus competidores ya que GameCube de forma imposible podría derrotar en aspecto tecnológico a PS2 y Xbox. Esto también se debe a que Sony y Microsoft estaban enfocados en un mercado más juvenil y adulto (de 18 a 34 años) mientras que Nintendo era para niños de 7-16 años. Si a eso le sumas que GameCube aunque era mejor en gráficos que sus predecesores, no contaba con servicio de conexión a Internet para jugar en línea o siquiera servicio para reproducir tus películas en formato DVD (cosa que sí hacían sus rivales), entonces hablamos de una guerra perdida en su totalidad. Estos errores los tomó muy en cuenta la gran N para su consola revolucionaria Wii. ¿Qué tomó en cuenta para poner un pie en la siguiente guerra y declararse vencedor? Bueno, estos puntos ni más ni menos:

  • Sistema de juego. En vez de enfocarse en mejores gráficos y sistemas poderosos, Nintendo optó por darle más diversión y entretenimiento a los jugadores. Empezando por un control que ya no está limitado a la extensión de un cable, nos vamos a la incorporación de accesorios específicos para ciertos juegos, sin duda un gran acierto.
  • Nuevos consumidores. con el nuevo sistema de juego sin duda ahora no solamente niños y adolescentes se interesarían en jugar, sino también jugadores adultos con lo que extendieron su mercado a una audiencia mucho más amplia. La teoría BOS dice que hay 3 tipos de clientes no consumidores en todo mercado a los cuales cualquier empresa puede acudir: los no consumidores “próximos” que están en espera de alguna innovación o se interesan en algo en específico, los “impredecibles” que conscientemente rechazan los productos populares y los “aleatorios” que se hallan en diversos mercados en búsqueda de algo que les satisfaga. Para Nintendo, el primer grupo eran los jugadores casuales y este fue uno de sus principales objetivos con Wii. El segundo pues simplemente le resultó irrelevante pero tampoco dejó que se afectara, mientras que el tercer grupo se sintió realmente atraído por la consola. De esta forma, consiguió dos de tres partes en este tipo de clientes. Hay que añadirle las recomendaciones inherentes, pues con este nuevo sistema de juego los doctores han recomendado su uso para pacientes que necesitan terapia física ya que estimula el movimiento corporal.
  • Nuevo enfoque. La tendencia era claramente tener mejores gráficos = éxito asegurado. Al menos, esa era la perspectiva de la competencia. Nintendo optó mejor por lo que dicen los jugadores casuales a los que no les interesa realmente tener excelentes gráficos, sino divertirte con un juego en particular. Hay que reconocer que los casuales optamos por jugar con la familia o con amigos en vez de jugar solos en un cuarto a oscuras. Además, Nintendo sacó juegos deportivos que incluían varios deportes en un solo título, no como antes que había un juego por cada deporte con lo que ya no había necesidad de tener que adquirir varios juegos. Además, con eso se incrementaría el tiempo de diversión y las opciones de entretenimiento. Los expertos consideran que Nintendo hizo con Wii “un borrón y cuenta nueva” en su historia ya que rompió cualquier paradigma que le vinculaba entre los jugadores: antes sus consolas mejoraban simplemente el sistema y los gráficos de sus predecesores y dar competencia a sus rivales, mientras que Wii fue meramente un experimento innovador.

Detallemos ahora el éxito BOS de Wii. Palermo identificó primeramente factores que sin duda intervienen en la industria de los videojuegos: la integración DVD y calidad HD, gráficos y calidad del procesador, títulos/videojuegos principales, accesorios de hardware, jugadores (familia/amigos), deportes y ejercicio, compatibilidad con consolas pasadas, descargas web y opciones online, controladores, precio, configuración del personaje jugador y controlador sensorial. Cada uno de estos campos representa un proceso de investigación que cada empresa mencionada ha hecho y tomado sus propias decisiones. Está muy interesante un diagrama comparativo que incluye el estudio donde puede verse claramente la perspectiva de Nintendo más enfocada en los aspectos no técnicos donde supera sus competencias. De eso trata la estrategia Blue Ocean: no hacer lo que la competencia ya hace, sino explorar nuevos terrenos y ofrecer lo mejor en ese mundo desconocido.

Sin duda, el sucesor de Wii (Wii U) también sigue esta misma línea pero aún falta tiempo para descubrir y evaluar qué tan bien le va respecto a sus competencias (aún no se anuncia la sucesora de PS3 o de Xbox 360), así que mientras tanto sirva esta información para aplicarla no nada más en los videojuegos, sino en la vida real con empresas reales. Bastante interesante la información, y se recomienda ampliamente leer el libro de esta estrategia Blue Ocean.

Anuncios