Paranormal Activy 3 (2011)

Actividad Paranormal 3 es indudablemente mejor que su predecesora, la segunda parte. Si se pensara que la formula ya está gastada, creo que no es este el caso aunque tampoco esperes ver cambios radicales: la audiencia, es decir tú, yo, somos la cámara que registra la actividad extranormal que se registra en toda la película. Y sabes desde el principio que al final las cosas no acabarán bien: es un torbellino donde todo empeora conforme pasan las 2 hrs de duración del filme.

En 2009, la primera parte logró mucha popularidad al apartarse del cine de terror típico que veníamos viendo desde hace ya muchos años: los fantasmas asesinos, los psicópatas que acechan a jóvenes, los baños de sangre y violencia total, los criminales que se meten a una casa y te amenazan, etc. Quizá lo que más gustó en ese entonces es que la película jugaba con lo más complejo que hay: la mente humana. Nunca se entenderá por completo la complejidad de la mente humana (y creo que eso es lo más maravilloso porque imagínate que un día el ser humano comprendiera totalmente el comportamiento humano: usaría tal vez mal esos conocimientos y vendrían consecuencias como invasiones robot, zombies, etc… creo que ya me salí del tema xD), y precisamente Actividad paranormal 1 hacía eso al retomar el concepto popularizado al principio por El proyecto de la bruja de Blair, donde varios jóvenes van a buscar a una bruja en el bosque y se hallan con tenebrosas sorpresas. ¿Por qué entonces se sintió tan fresca en 2009? Bueno, porque si bien copió lo de la Bruja de Blair en su entonces, aquí transportó al mundo de lo paranormal a tu propia casa, acechándote a ti y a tu familia, mientras duermes por las noches. La primera vez que la vi quedé impactado en verdad por la familiaridad que sentí con la trama, incluso no pude dormir tranquilo pensando que alguien se levantaría en medio de la noche sin darme cuenta…

La segunda parte, como suele pasar, quiso ser más grande y ambiciosa. Jugaron con la historia también haciéndola más compleja: una hermana de dos es la que tiene esos encuentros con lo paranormal desde niña. La maldición se la transmite a su hermana que es poseída en la primera parte. Por lo tanto, fue como precuela de la historia original. Lo ambicioso se notó en los escenarios: una casa más grande, más cámaras, más personas (ahora un bebé y un perro), más historia… Al final, cayó en lo inverosimil y no logró su cometido en cuanto a expectativas. Debo admitir que la curiosidad de la mente humana por asustarse o por ver violencia (por así decirlo) nunca queda satisfecha, así que siguió siendo un exitazo en las taquillas.

Habiendo hablado de las dos partes anteriores, sigo con esta última. Actividad paranormal 3 ya no es tan ambiciosa, la siento más como un regreso al tono de la primera película: dos adultos + dos ¡niñas! Exacto. Es bien sabido que no hay nada mejor para el cine de terror que trabajar con niños pues ellos acostumbran “ver lo que los adultos no pueden” y eso ya da escalofríos. Nos lo ha enseñado el cine de terror y la propia psicología. La vez pasada era un bebé, no hablaba ni nada, era inocente e indefenso. Ahora son dos niñas que hablan y saben distinguir entre lo bueno y lo malo. Y eso hace que la tercera parte se sienta fresca y al menos para mí cumpla con su cometido. Tiene algunas escenas impactantes y nuevamente es una precuela ahora de las dos partes anteriores: habla de cómo una de las 2 hermanas empezó a tener contacto con lo paranormal. El final cliffhanger (impredecible) es muy bueno también, aunque no me pareció del todo convincente. Las actuaciones son bien cuidadas y la cámara pues sigue jugando muy bien con nuestra mente y curiosidad. Esto me lleva a pensar que quizá haya oportunidad para una cuarta parte el próximo año, pero no creo por otra parte que nunca nos vayamos a cansar de este tipo de películas. Que se aproveche mientras se pueda y esta es muy recomendable para ver con la familia en especial una noche calmada.

RATING:   ★★★ (Buena)

Anuncios