TV Especial: Extreme Makeover: Home Edition

Antes que nada, quiero enviar mis saludos y agradecimientos a todos aquellos que visitan el blog diariamente lo cual me llena de satisfacción porque al menos sé que alguien se interesa en mis reseñas o reportajes, etc. Un gran saludo a todos los usuarios cibernéticos de México, de Colombia, de Chile, de España, de Argentina, de Perú, de Guatemala, de Ecuador, de Venezuela y demás países que visitan el blog ya sea ocasionalmente o de manera constante. Ahora sí, vamos con la nota de hoy ;D

Uno de los programas que sin duda más ha llamado mi atención desde hace varios años es Extreme Makeover: Reconstrucción total, en donde un equipo de diseñadores e ingenieros se reúnen para demoler una vieja casa y construir (además de amueblar) una nueva mucho más grande y cómoda que la anterior. Esto obedece a las necesidades de alguna familia gringa que ocupaba urgentemente un lugar para sentirse más comfortables. Pero, la pregunta es: ¿De dónde diablos sacan tal presupuesto los del programa como para reconstruir y amueblar una mansión sin que la familia de necesitados les paguen nada en lo absoluto? Esa ha sido mi duda.

Así que he investigado un poquitín: la prueba puede estar en sus patrocinadores. El programa tiene acuerdos con varias empresas como Sears y Ford, lo cual no es nada extraño al ver cómo los diseñadores que construyen la casa acuden a Sears para conseguir los muebles y demás accesorios para la nueva mansión. Pero aún sigue la duda: ¿cómo se financian ellos? Sencillo. En el mercado existe una técnica para ganar dinero denominada publicidad por emplazamiento (product placement) y a ella recurren las empresas para ganar de vuelta lo que los diseñadores se llevan de sus tiendas. Lógicamente, para la construcción también tienen acuedos con empresas de esta rama (de la construcción) todas gringas eso sí. Por lo tanto, prácticamente ahí radica la forma en que el programa se financia en cada capítulo, por más costosa que veámos la casa nueva y lo que le ponen dentro. De acuerdo a estudios, Extreme Makeover es uno de los programas que más usa esta técnica, sólo superado por The Biggest Loser y American Idol. Desafortunadamente, no soy mercadólogo como para saber a ciencia cierta cómo las empresas obtienen ganancias con este tipo de publicidad, pero lo que sí es cierto es que da resultados y si no pónte a pensar en dónde no ves anuncios comerciales de algún producto X en una película, o un programa. Es más común de lo que podríamos pensarlo, sólo que no sabíamos que se llamaba así. Investigando un poquitín más, descubrí que Sears fue la que se interesó en aparecer en el programa cuando éste fue anunciado por la cadena gabacha ABC, por allá en 2003. El acuerdo fue por más de un millón de dólares $$$.

Resuelta esa duda, vamos con otras cuestiones. Se supone que las familias siempre lloran de la emoción al ver, al final de cada capítulo, cómo quedó su nueva casa y saber que es totalmente suya sin haber dado ni un centavo. Pero, ¿realmente una familia tan pobre y necesitada puede hacerse cargo del mantenimiento de una casa ahora mucho más grande y por lo tanto demandante? La respuesta es NO. En 2009, cinco de esas familias tuvieron que vender o hipotecar las lujosas casas que les construyeron los diseñadores de Extreme Makeover, al resultar muy costosas como para hacerse cargo de ellas. Una de esas familias usó la casa como hipoteca para pedir un préstamo, y al no poderlo pagar el banco les quitó la propiedad. Así de sencillo.

A pesar de esto último, el programa es uno de los más populares y nobles que jamás se hayan visto en la televisión. Muchas veces los casos que se presentan son muy emotivos, donde familias que casi siempre ayudan a sus vecinos a salir adelante son víctimas de algún desastre (un incendio, inundación, temblor, etc) y ahora se han quedado sin nada. De no ser por Extreme Makeover, varias de esas familias no sobrevivirían mucho tiempo sin alojamiento. Por lo tanto el formato del programa posee un sentido de humanidad y cooperación, de solidaridad y trabajo en equipo, valores muy importantes que nunca deben olvidarse. Y realmente me agrada saber que existe un programa así en la televisión. Bien por Extreme Makeover, ójala hubiesen más programas como este en cada país para evitar tantas desgracias y recordar que todos somos hermanos en este mismo planeta.

FUENTES:

 

Anuncios