X-Men: First Class (2011)

X-Men: Primera generación es una gran adición a una franquicia que posee un buen potencial creativo. Si a eso le sumamos que tiene de dónde basarse (los cómics, aunque no todos pueden ser llevados a la pantalla grande ya que sabemos que algunos cómics se desvían de las historias para atraer más audiencias, ahí tienen las muertes y resurrecciones de muchos personajes, el más reciente Spider-Man), entonces es como una mina de oro. Pero se debe saber explotar bien porque, caso contrario, ocasionaría un derrumbe/pérdida del interés y la mina colapsaría.

Dejando lo anterior claro, han habido como bien sabes tres películas principales sobre estos humanos mutantes, más un spin-off/película derivada del popular Wolverine, que le metió cierta frescura al universo de los X-Men. Nunca he sido fanático de estas películas, a pesar de que me gustan los filmes de acción y toques algo fantasiosos. Quizá porque tiene sus altibajos, y las partes que he visto no me emocionan y se me hace tedioso seguir la historia de estos personajes. Así que la trilogía, no la he visto nada. Más recientemente, ví la de Wolverine, que sí me agradó en cierta forma. Ahora con esta nueva producción, se habló de que era una precuela (esto es, que habla del origen de todo) y cómo nació la escuela de mutantes, la  rivalidad entre Xavier y Magneto, etc. Y le han dado excelentes críticas. Así que decidí verla.

Todo esto, a lo mejor no te debe interesar (me refiero a saber si he visto X-Men, blabla), sólo lo he explicado para dar a entender que conozco más bien poco de X-Men y su universo, así que no me pidas ser demasiado crítico comparándola con las películas de la trilogía y con el canon de los mutantes. Hehe. Hablaré como un niño de 12 años que apenas ve su primera cinta de los mutantes: la película se me hizo realmente entretenida, de principio a fin. Si hay algo que dejó precedentes en el cine y una huella imborrable eso es la franquicia de Batman Begins, la cual sirvió de referencia al director para esta producción precuela. Me explico: antes de Batman Inicia, ciertamente hay muy buenas películas del hombre murciélago. Pero aquí se exploró el pasado del personaje que no conocíamos muy bien con un tono más oscuro y maduro, algo con lo que pudiéramos como audiencia identificarnos. Primera generación hace precisamente eso: nos transporta al origen de todo, cuando no había escuela de mutantes y la idea de estos productos humanos genéticos era apenas concebida. Toda la historia se desenvuelve muy bien con sus excelentes dosis de acción y buenas actuaciones. Si has visto la trilogía, comprenderás poco a poco cómo las cosas básicas que ya conoces se van explicando y te quedas con un: ¡¡Ah, con razón!! Fíjate que por eso pasa esto, y esto es así, o acá… La historia se centra en cómo Xavier conoce a un joven y curioso Magneto que todavía no se hace llamar así, sino simplemente Eric. Y la historia de la amistad que al final no funciona, por más unida que haya sido en algún instante, es un punto con el que todos como seres humanos nos podremos identificar: hemos tenido más de uno algún amigo(a) muy afin a nosotros en un instante de nuestras vidas, pero repentinamente desaparece de nuestro camino por alguna u otra razón y ya no sabemos mucho de él/ella. Obviamente, es lógico saber que esa amistad a la larga no funcionará en la película, pues en la trilogía Xavier y Magneto son más bien como rivales. Pero la forma en que todo esto ocurre y las circunstancias son un punto valioso de la película. Muy recomendable para este verano que comienza.

RATING: ★★★★ (Excelente)

Anuncios