Salvando al soldado Pérez (2011)

Salvando al soldado Pérez es una película mexicana más de acción y comedia que roza en la parodia más no en la vulgaridad pero eso sí: distinta a las de su género. Y con ‘género’ me refiero al cine mexicano, el cual debo admitir que nunca ha sido de mi completo agrado. No he visto muchas películas mexicanas, pero la mayoría de las actuales siempre abundan en lo mismo: escenas de sexo explícitas en su totalidad, desnudos completos, y tramas aburridas y medio incoherentes. No estoy tampoco en contra de esto, pero si por ejemplo quiere alguien ver una película de sexo, pues que vea videos XXX en Internet  y listo… si yo fuese productor de cine, simplemente no financiaría una película que su único objetivo es ser vulgar y atractiva para el mercado de mentes calientes. Pero en fin, cada quien…

Como bien decía, Salvando al soldado Pérez no es una joya del cine. Más bien está llena de clichés como bien dicen críticas como esta de El Economista, donde la califican como un “churro” que “copia lo peor del cine Hollywoodense en un intento por copiar la calidad de su cine”, recurriendo para ello a los “tipos de bromas que les agradan a los gringos y que los ingleses critican” (¿recuerdan aquel programa de Top Gear donde se burlaron del Mastretta, sí el primer y único auto producido en México? :p). No obstante, es para mí una película excelente por su frescura y por apartarse del ya tan aburrido convencionalismo donde se ha dejado ver el cine de México. Ha sido un intento, y si bien no ha sido del todo acertado, lo ha hecho muy bien.

Hablemos de la historia: aquí, en un claro reflejo a la película Rescatando al soldado Ryan (que nunca he visto ni se me antoja ver :P), un narco sinaloense llamado Julián Pérez le promete a su madre que encontrará, aunque sea lo último que haga, a su hermano perdido en la guerra de Iraq vs EE. UU. Sí, el mencionado soldado Pérez del título. Pero aún siendo el más poderoso narco del país (en la realidad, pues el apellido Pérez no es sinónimo de poder que digamos xD), necesitará aliarse con otros sujetos ágiles, astutos y prácticamente entrenados para morir por una causa… Malo fue que agarraron a actores ya viejos para ello, y sólo los otros dos restantes valen la pena. Aquí se comete un fallo: no se aborda mucho sobre los personajes conforme avance la trama. Sólo sabemos que acompañan a Julián y es todo… Nos da igual si matan a uno de ellos o no, al fin y al cabo ni los conocemos ni sentimos conexión en ningún momento con ellos. Ahora, salen también celebridades como Jaime Camil y Adal Ramones, pero ambos son muy poco explotados a pesar de tener un gran talento, precisamente porque la historia no se centra en los personajes sino sólo en hacer pasar un buen rato. Esa es la dolencia principal. Pero se le perdona por los motivos que mencionaré a continuación.

La calidad de la cinta es envidiable y resulta ser un agasajo comparable al de las películas gringas. Al menos supera a muchas de ellas (recordemos que en Hollywood no todo son blockbusters). Otro punto a favor es el entretenimiento que brinda la historia: si bien no atrae en todo momento, a ratos si resulta graciosa. Al final, te mantiene atento a la historia hasta que llega el desenlace. Igualmente, el protagonista ofrece una buena actuación. La labor que hace es a tal grado que se crea un nuevo personaje culturalmente rico como para armar una franquicia con más películas sobre sus aventuras o por lo menos historietas 😛 En 2010, la película más exitosa de México fue No eres tú, soy yo con Eugenio Derbez en el estelar, la cual también disfruté mucho y era una comedia romántica. Este 2011, la película mexicana por excelencia es Salvando al soldado Pérez por todo lo que ya mencioné. Como he dicho antes, no hay que ser muy crítico con esta cinta ni tener muy altas expectativas: sí, se gastaron más de 55 millones de pesos en su producción y los invirtieron muy bien creo yo (a excepción de algunas tomas medio ridiculonas como la del salto estilo matrix y la del brinco que hicieron de un edificio al otro), pero lo importante es que se trata de una película para pasar un buen rato con los seres queridos, no para aprender necesariamente algo o enriquecernos de su historia que para eso mejor cámbienle a Discovery Channel :P! Se las recomiendo en verdad, vale la pena la poco más de 1 hr y media que dura. 😉

RATING:   ★★★ (Buena)

 

Anuncios