Sanctum (2011)

Sanctum es una de esas películas que se disfrutan de principio a fin. Tiene elementos de todos los tipos: desde comedia, pasando por acción, predominando en la aventura, continuando con el drama y el suspenso (estos siempre van agarrados de la mano, ¿no creen?) y finalizando con los toques trágicos y amargos que sólo una buena película puede presumir en otorgar adecuadamente a la historia. Es una lástima enterarme que el filme fue originalmente proyectado en 3D, algo que me hubiese gustado ver (por la profundidad de algunos escenarios subterráneos y acuáticos sobre todo) en las salas de cine… Pero, ¡ya qué! Lo importante es haberla visto y disfrutado como debía de ser.

Tiene el sello de James Cameron, pero no es dirigida por él, sólo producida. A muchos tal vez no les importará si Cameron fue productor, o guionista, o director, etc, porque ese es un dato que nunca le ponemos atención a la hora de ir al cine con la novia o amigos simplemente a pasar el rato. Pero para mí sí es importante ya que muchas veces esto te da una visión de la calidad de una película, y eso al fin y al cabo será lo que te deje con un buen o mal sabor de boca cuando salgas del cine o le des “Parar” al reproductor DVD.

La historia de Sanctum sigue a unos submarinistas y espeléologos (no me pregunten qué es eso o con qué se come :P) que se hallan explorando una región jamás explorada por el hombre antes y que al verla te quedas maravillado: es un gigantesco hoyo en la Tierra en medio de una especie de selva que conduce a todo un laberinto de cuevas y cavernas en su interior. Para cuando empieza la película, los protagonistas ya están trabajando en dicha expedición donde buscan hallar el otro extremo/salida de esa red de laberintos poco comfortables (claro, no todo son cadenas subterráneas pues también hay como lagunas o cuerpos de agua así que al igual que te toca escalar, te toca sumergirte, etc); lo importante llega cuando… Véamos… Un enorme hoyo en la Tierra, ¿qué pasa con él si algún día a la madre naturaleza se le ocurre hacer llover pero con ganas… así como… uhmm qué sera bueno… ¡un CICLÓN!? Exacto. Se inunda la vagina mayor con todas las vaginas de monja en su interior (luego entenderán el disque chiste de color rojo, al menos eso espero :S).

En sí, la historia es una de supervivencia. Las condiciones no son nada favorables y nuestros héroes deben hallar una salida pronto o condenarse a la muerte segura. En la travesía, un padre intentará a toda costa salvar la vida de su hijo aunque ello le cueste su propia vida. Esa es una bonita reflexión, más sobre todo en las circunstancias en que se da: ambos no tienen muy buena relación que digamos y lo demás es secundario. Una excelente historia llevada a cabo bajo una extraordinaria dirección, muy buenos efectos especiales (no no no, efectos no son siempre explosiones y ese rollo como podrán comprender), bien logradas actuaciones… ¿Qué más se podría pedir? Pasar un muy buen rato viéndola en compañía de alguién. Coincidencia o no, la ví con mi padre y eso me hizo disfrutarla aún más. =D Recomendada para no cardíacos con adrenalina de aventura y acción.

RATING:   ★★★ (Buena)

Anuncios