127 Hours (2010)

127 horas es una película que debe verse para sentirse. Su trama quizá no sea muy tradicional ni tampoco llena de complejos hilos secundarios o inclusive personajes (aquí, la historia singular gira en torno a un singular y único personaje en un singular y único lugar). No obstante, es una muy buena elección para ver no tanto en cines, sino en un fin de semana por la noche, cuando no hay nada que hacer. xD! Ahora, al final la película te deja una moraleja rígidamente básica y estricta: ¿Valoras lo que tienes actualmente en la vida? ¿Te has puesto a pensar si tus posibles desgracias son comparables a las de otras muchas personas, que por ejemplo no tienen nada para comer o que viven en la calle o que afrontan alguna otra tragedía?

Bien dirigida por Danny Boyle (sí, el mismo que hizo la estupenda ¿Quién quiere ser millonario?), esta historia basada en hechos reales, cuenta la extraordinaria anécdota de Aron Ralston, un joven intrépido que un día decide dejar todo de lado y abrirse paso a una nueva vida libre de todo tipo de estrés y demás consecuencias de una vida urbana. Más aún en estos ajetreados tiempos. No obstante, no todo sale como imaginó, pues de repente queda atrapado en una situación lamentable: al caer por un barranco, una roca le atrapa el brazo derecho dejándole sin posibilidad de sacarlo por su propia cuenta. Entonces comienza la verdadera historia: una de supervivencia y de valoración. A lo largo de esas infernales 127 horas que habrá de transcurrir ahí, solo y atrapado sin salvación alguna a simple vista, Aron tiene todo tipo de alucinaciones que su mente transtornada, pero siempre honesta, le permite tener. Y si crees que él muere en ese lugar, eres alguien muy racional… Digo, ¿quién se salvaría de semejante accidente? El final no lo revelo principalmente porque es un twist a la trama, generalmente inesperado y muy bien filmado la verdad. En resumen: ves la cinta no porque deduzcas el posible final o conozcas en sí la simple historia (me corrijo: dije simple porque no tiene hilos complejos como otras producciones anhelan tener para dar a conocer una historia), sino por la reflexión moral que te hace considerar en más de un solo momento, algo que al final te abre un poco más la visión y te permite agradecer lo que se te ha dado para vivir actualmente.

 

RATING:   ★★★ (Buena)

Anuncios