Galopa Indiana Jones, al horizonte…!

Hace unos cuantos meses, comencé a ver por mera casualidad una serie denominada Las aventuras del joven Indiana Jones, basada en este ya clásico personaje del cine, sin duda uno de mis favoritos. Siempre me han gustado las películas de acción, de aventura, de misterio, de fantasía… Fue en mi viaje a Disneyland, en 2006 (sí, en plena celebración del 50 aniversario del parque más famoso del mundo), que me interesó el cine y tuve mi primer acercamiento con las películas de Indiana Jones. Tan pronto como regresé del viaje, compré la trilogía (en ese entonces) de películas en DVD y el resto es historia… Se convirtió en una de mis series predilectas.

Indy niño
Indiana de niño es interpretado por Corey Carrier.

Junto con mi papá (que también tiene un gusto especial por el cine), hace no mucho me puse a ver el primer capítulo de esta serie originalmente hecha para la televisión, por allá en los años 90’s. Y fue hasta ahora que la ví, pues no sabía que existiera. Con un total de 22 capítulos, producidos y escritos en su mayoría por George Lucas (creador también de Star Wars), cada uno con una duración equivalente a una película (una hora y media), creo que este era el complemento perfecto para poder, ahora sí, sentir que mi serie favorita está completa. Cada capítulo relata una historia extraordinaria y distinta, con un Indy a veces niño y a veces joven (en un capítulo, salió incluso el actor que hizo famoso al personaje en el cine) como personaje central, que en su camino se va topando con personalidades históricas famosas y se halla en algún momento histórico importante.

Desde mi punto de vista, Las aventuras del joven Indiana Jones tiene 3 elementos básicos a su favor: la calidad –fue filmada en varios países, muchos de ellos extravagantes, y cada capítulo costaba más de $$1 millón USD O.O!-, las excelentes actuaciones -además de que todos los actores se parecían a sus personajes reales, lo cual habla de que en verdad se tomaron muy a pecho lo de coincidir con la historia real- y una bien cuidada redacción. Partiendo de esto, cada capítulo se sentía realmente como una película más sobre el personaje, y si bien muchos capítulos tuvieron algún instante de bostezo (sobre todo aquellos del Indy como agente del servicio secreto y espia), fue para mí una grata experiencia haber visto la serie completa. No puedo describirlo tan perfectamente como lo siento, pero puedo bien decir que “cada episodio es una joya exquisita”. La ví completa, bueno al menos lo que hay de ella (la serie fue cancelada, y por lo tanto hubo muchos capítulos planeados que simplemente jamás se hicieron y me hubiese gustado ver). Otra serie que anteriormente disfruté mucho y ví de principio a fin (que, irónicamente, también fue cancelada) fue Roma, e igual contaba con una gran calidad, grandes actuaciones y gran historia. Pero, esa es ya otra historia que espero reseñar aquí próximamente… xD!

Puedo recordar bien cada episodio (Nota: Originalmente, se transmitieron más de 40 capítulos. Yo ví 22, que son los editados para su lanzamiento en DVD, y que resumen los más de 40 originales):

  • Los primeros 5 capítulos son los del Indy niño. El primero, My first adventure, trata sobre Indy y su encuentro con una momia. Puedo decir que este fue muy importante, pues funcionó como el “gancho” que me hizo interesarme en los demás capítulos.En Passion for Life, se trata sobre pintores. Aunque la primera mitad, me fascinó: el personaje del presidente Roosevelt, de lujo!. El siguiente, Perils of Cupid, fue el primero que disfruté en su totalidad: fue el que me hizo quedarme enganchado con la serie y querer ver todos los capítulos que restaban. En este, alguien se enamora de la madre del pequeño Indiana mientras él y su padre se hallan ausentes en otro lugar (así empiezan las aventuras: el padre tiene una gira a nivel mundial como parte de su profesión, y se lleva consigo a su familia). Además, empieza la calentura de Indiana, al enamorarse de una princesa de su misma edad (lógicamente, un amor imposible xD). Travels with Father es bastante gozoso, porque es el único capítulo en que se ve a Indiana con su padre en una aventura juntos… y vaya aventura! Hasta ahora me enteró de que ganó un premio Emmy, y eso ya es meritorio. Finalmente, el último de Indy niño es Journey of Radiance, que trata sobre la fe y la espiritualidad. A veces no se necesitan las políticas religiosas, pues siempre que se tenga fe y esperanza habrá un futuro mejor. ;)! En este capítulo, Indy casi muere al enfermarse y no ser tratado por ningún médico (se hallaban en la India, creo), pero al final es curado por remedios caseros.
  • A continuación sigue el capítulo Spring Break Adventure, que involucra al personaje y la Revolución Mexicana. Aquí un ya más crecido Indiana es secuestrado, con un nuevo compañero llamado Remy, por el propio Pancho Villa y tiene sus primeros roces con las guerras. De hecho, en la mayoría de los episodios del Indy joven se habla sobre la guerra (en esa época, Indiana atravesó por esa importante etapa, así que es respetable).
  • En Love’s Sweet Song, Indiana se une con Remy al ejército belga, pero antes tiene unas desventuras amorosas al pretender fingir que es un millonario e impresionar a una joven ambiciosa.
  • Y ya en Trenches of Hell, inician los capítulos de la guerra mundial. Aquí se muestran los efectos de la guerra en los soldados (todo muy bien representado que parece filmado en la vida real). Para no tener problemas, Indiana se cambia el nombre a ‘Henry Defense’, y así no sonar tan americano. El siguiente es Demons of Deception y si bien trata sobre la guerra también, aquí conoce a la exótica Mata Hari, que era una prostituta (bailarina exótica, como sea hjahja) y una espía. Uno de mis grandes favoritos es Phantom Train of Doom, donde participan unos cuantos viejitos. Lo que ocurrió fue que Indiana y Remy se dirigían a África y debían unirse con su unidad belga, pero se retrasaron y se toparon con estos adultos mayores que ofrecen darles raite a cambio de una misión: destruir un tren supuestamente fantasma que posee una enorme arma secreta alemana (que supondría un gran riesgo para los buenos de la historia). Oganga trata sobre un doctor con una apreciable filosofía de vida que ayuda a todos los heridos de guerra sólo por humanidad (osea, no cobra ni busca algo por sus servicios). Algunos excelentes combates aéreos son mostrados en Attack of the Hawkmen. Los siguientes dos capítulos son de espionaje, mientras que Tales of Innocence retoma las cuestiones amorosas de Indiana (diablos! Este cabrón no perdía el tiempo y se involucró con cuanta mujer se hallaba en el camino xD).
  • El capítulo más extraño fue Masks of Evil, y me agradó mucho pero eso no le quita lo extraño, por no decir que ni parece capítulo de Indiana. Y es que aquí Indy se topa con el mismísimo Drácula, al entrar a su castillo y casi son asesinados por éste, pues el asesino era inmortal 8-)! Se puede decir que aquí acaban los episodios de guerra y espionaje, pues el siguiente (Treasure of the Peacock’s Eye) ya aborda un tono más de aventura pues Indy y Remy viajan para encontrar un tesoro invaluable (que al final no encuentran, pues se dan cuenta que sólo es seguir pista tras pista, y eso podría llevarles toda la vida). En el siguiente ya se da fin a la guerra con los Tratados de Paz (un capítulo más político que nada).
  • Ya quedan sólo tres episodios: Mystery of Blues, donde se aborda un caso de asesinato en un bar y los pininos de Indy en el blues musical. Aquí es donde aparece el actor que hizo de Indy en el cine ;)!
  • Los últimos dos fueron especialmente interesantes: en Scandal of 1920 Indiana enamora a tres mujeres completamente distintas (una es la chica normal, otra es la bonita pero adinerada y la última es la intelectual y poeta), para acabar siendo descubierto por ellas mismas en sus affairs y es despedido del teatro donde trabajaba. Finalmente, el que cierra con broche de oro es Hollywood Follies, donde el aventurero se incorpora al negocio del cine y es contratado por Universal Studios para auxiliar a directores famosos. Tras trabajar con un director egocéntrico y renuente, Indiana colabora con un director famoso de westerns (películas del Viejo Oeste, me encantan!) y hasta acaba siendo el protagonista de esa película. Qué ironia xD! La última escena es la de Indiana Jones galopando al horizonte, tal cual acabó la tercera película y como en ese momento que todos pensaban que la serie había concluido, esta vez mi padre y yo sentimos esa conclusión en la serie, que al final fue altamente satisfactoria. Les incluyo al final un video con los comerciales originales de la serie (en EE.UU) y alguno que otro bonus como los comentarios de George Lucas.

RATING:   (Altamente recomendable)

Love’s Sweet Song

Anuncios